Ópera de cine (proyección) LUISA MILLER, G. Verdi

Lugar: Sala de Conferencias, Amaia KZ de Irun.

 

Día: Martes, 2 de junio de 2015

Hora: 19,00

 

Presentada por Paquito Sagüés

Entrada gratuita al público en general.

Luisa Miller es una ópera en tres actos compuesta por Giuseppe Verdi, sobre un libreto en italiano de Salvatore Cammarano, basado en la pieza teatral Kabale und Liebe (Intriga y amor) de Friedrich von Schiller. Fue estrenada en el Teatro San Carlo de Nápoles el 8 de diciembre de 1849. Esta fue la ópera 15.ª de Verdi y se ubica al final de su primer período compositivo. De esta ópera se suele grabar el aria de Rodolfo llamada Quando le sere al placido.

 

ARGUMENTO

 

Época: principios del siglo XVII

Lugar: El Tirol

 

Acto I

 

Escena 1: Un pueblo

El día del cumpleaños de Luisa, los campesinos se han reunido fuera de su casa para darle una serenata. Ella ama a Carlo, un joven al que ha conocido en el pueblo (Lo vidi e'l primo palpito /"Lo vi y mi corazón sintió el primer pálpito del amor") y lo busca entre la multitud. El padre de Luisa, Miller, está preocupado por este misterioso amor puesto que Carlo es un extraño. Carlo aparece y la pareja canta su amor (Dúo: t'amo d'amor ch'esprimere / "Te amo con un amor que las palabras apenas pueden expresar"). Mientras los pueblerinos se marchan hacia la iglesia cercana, a Miller se le acerca un cortesano, Wurm, que está enamorado de Luisa y desea casarse con ella. Pero Miller le dice que él nunca tomará la decisión en contra del deseo de su hija (Sacra la scelta è d'un consorte / "La elección de un marido es sagrada"). Irritado por su respuesta, Wurm le dice a Miller que en realidad Carlo es Rodolfo, el hijo del conde Walter. A solas, Miller expresa su enojo (Ah fu giusto il mio sospetto / "¡Ah! Mi sospecha era correcta").

 

Escena 2: Castillo del conde Walter

Wurm informa al conde Walter del amor de Rodolfo por Luisa y ordena a Wurm llamar al hijo. El conde expresa su frustración con su hijo (Il mio sangue la vita darei / "Oh, todo me sonríe"). Cuando él entra, le ordena a Rodolfo casarse con su sobrina Federica, la duquesa de Ostheim.

Cuando Rodolfo se queda a solas con Federica, él la confiesa que ama a otra mujer, confiando en que la duquesa lo entenderá. Pero Federica está demasiado enamorada de él para comprenderlo (Dúo: Deh! la parola amara perdona al labbro mio / "Por favor perdona mis labios por las amargas palabras").

 

Escena 3: Casa de Miller

Miller le dice a su hija quién es Rodolfo en realidad. Llega Rodolfo y admite su engaño pero le jura que su amor es sincero. Arrodillándose frente a Miller declara que Luisa es su novia. El conde Walter entra y se enfrenta a su hijo. Sacando su espada, Miller defiende a su hija y Walter ordena que tanto el padre como la hija sean arrestados. Rodolfo se alza contra su padre y lo amenaza: si no libera a la muchacha, Rodolfo revelará cómo Walter consiguió ser conde. Aterrado, Walter ordena que liberen a Luisa.

 

Acto II

 

Escena 1: Una habitación en la casa de Miller

Los pueblerinos llegan donde Luisa y le dicen que han visto como a su padre lo arrastran encadenado. Luego llega Wurm y confirma que van a ejecutar a Miller. Pero le hace una oferta: la libertad de su padre a cambio de una carta en la que Luisa declare su amor por Wurm y afirme que ella ha engañado a Rodolfo. Al principio se resiste (Tu puniscimi, O Signore / "Castígame a mí, oh, Señor"), pero luego se rinde y escribe la carta al mismo tiempo que es advertida de que debe mantener el engaño de haberla escrito voluntariamente y estar enamorada de Wurm. Maldiciéndolo (A brani, a brani, o perfido / "Oh, pérfido miserable"), Luisa sólo quiere morir.

 

Escena 2: Una habitación en el castillo del conde Walter

En el castillo Walter y Wurm recuerdan cómo el conde se alzó al poder matando a su propio primo y Wurm le recuerda al conde cómo Rodolfo sabe esto también. Los dos hombres se dan cuenta de que, a menos que actúen juntos, pueden estar perdidos (Dúo: L'alto retaggio non ho bramato / "La noble herencia de mi primo"). Entran la duquesa Federica y Luisa. La muchacha confirma el contenido de la carta.

 

Escena 3: Habitaciones de Rodolfo

Rodolfo lee la carta de Luisa y, ordenando a un sirviente que traiga a Wurm, se lamenta de los tiempos felices que pasó junto a Luisa (Quando le sere al placido / "Cuando en la tarde, en el brillo tranquilo de un cielo estrellado"). El joven ha desafiado a Wurm a duelo. Para evitar el enfrentamiento el cortesano dispara su pistola al aire, atrayendo al conde y sus sirvientes corriendo. El conde Walter aconseja a Rodolfo que vengue la ofensa que ha sufrido casándose con la duquesa Federica. Desesperado, Rodolfo se abandona al destino (L'ara o l'avella apprestami / "Prepara el altar o la tumba para mi").

 

Acto III

 

Una habitación en la casa de Miller

En la distancia, se oyen ecos de la celebración del matrimonio de Rodolfo y Federica. El viejo Miller, liberado de la prisión, regresa a casa. Entra en ella y abraza a su hija, luego lee la carta que ella ha preparado para Rodolfo. Luisa está decidida a suicidarse (La tomba e un letto sparso di fiori / "La tumba es un lecho con flores esparcidas"), pero Miller consigue persuadirla de que se quede con él. (Dúo: La filia, vedi, pentita / "La hija, veo, arrepentida"). Ahora a solas, Luisa sigue rezando. Rodolfo entra sin ser visto y vierte veneno en una jarra de agua sobre la mesa. Entonces le pregunta a Luisa si realmente escribió la carta en la que declara su amor por Wurm. "Sí", responde la muchacha. Rodolfo bebe un vaso de agua y luego pasa un vaso a Luisa y la invita a beber. Luego le dice que los dos están condenados a muerte. Antes de morir, Luisa tiene tiempo de decirle a Rodolfo la verdad sobre la carta (Duet: Ah piangi; il tuo dolore / "Ah, llora; tu dolor"). Miller regresa y reconforta a su hija moribunda; juntos los tres dicen sus oraciones y despedidas (Trío, Luisa: Padre, ricevi l'estremo addio / "Padre, recibe mi último adiós"; Rodolfo: Ah! tu perdona il fallo mio / "¡Ah! Perdona mi pecado"; Miller: O figlia, o vita del cor paterno / "Oh, hija, oh, vida del corazón paterno"). Mientras ella muere, los campesinos entran con el conde Walter y Wurm y antes de que él también muera, Rodolfo atraviesa con su espada el pecho de Wurm declarando a su padre La pena tua mira / "Observa tu castigo".

Archivo multimedia

Contacto

Tweets de A. LíricaLuisMariano @LuisMarianoIrun
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Asociación Lírica Luis Mariano, 2014