EL BARBERO DE SEVILLA, G. Rossini

Lugar: Amaia K.Z. de Irun

Día: Sábado 22 y domingo 23 de octubre de 2016

Hora: 19,00

Rosina: ELENA BELFIORE

Berta: TULLIA BELLELLI

Conde Almaviva: GIANLUCA PASINI

Fígaro: GABRIELE NANI

Bartolo: LUCIANO MIOTTO

Basilio: ANTONIO MARANI

Fiorello: RUBEN RAMADA

 

Orquesta y Coro “LUIS MARIANO”

 

Dirección Escéna: FRANÇOIS ITHURBIDE

Dirección Musical: ALDO SALVAGNO

Ópera bufa en dos actos de GIOACCHINO ROSSINI (1792-1868), con libreto de CESARE STERVINI (1784-1831), basada en la comedia del mismo título de BEAUMARCHAIS, se estrenó en el Teatro Argentina de Roma el 20 de Febrero de 1816 con el título ALMAVIVA O LA INÚTIL PRECAUCIÓN, resultando un estrepitoso fracaso.

 

ARGUMENTO:

 

ACTO 1º. CUADRO 1º

 

Una plaza ante la casa de D.Bartolo.

 

El conde ALMAVIVA (tenor) junto a su criado FIORELLO, y unos músicos, canta una serenata a ROSINA, de la que está enamorado, pero no obtiene respuesta a sus requerimientos.

 

Aparece el barbero FIGARO (barítono) cantando la famosa aria Largo al factotum a modo de presentación a todas sus habilidades. Es antiguo amigo y confidente del Conde y así mismo es habitual en la casa de D.Bartolo (bajo), tutor de ROSINA (mezzo), con la que pretende casarse, entre otras cosas, para hacerse con la sustanciosa dote matrimonial de la joven.

 

FIGARO promete ayudar al Conde para llegar hasta ROSINA.

 

Sale D.BARTOLO de su casa y aprovechando su ausencia, el CONDE entona una nueva serenata a la que ROSINA responde apareciendo en el balcón. El CONDE se hace pasar por LINDORO, para evitar que ROSINA se vea impresionada por su elevada situación social. Se ponen de acuerdo para que, a la vuelta de D.BARTOLO, acuda a la casa disfrazado de militar, en estado de embriaguez, portando un faslo documento para pernoctar en la casa.

 

Cuadro 2º

 

Salón en la casa de D.BARTOLO.

 

ROSINA está deseando hacer llegar un billete amoroso a LINDORO (Una voce poco fa) y pide ayuda a FIGARO.

 

D. BARTOLO, que vuelve a su casa, recibe a D.BASILIO (bajo), clérigo y profesor de Música de ROSINA, el cual le informa que el Conde ALMAVIVA ha puesto sus ojos en su sobrina y le aconseja eliminar al posible rival por medio de una calumnia que obligue al Conde a abandonar Sevilla (La calumnia é un venticello).

 

ROSINA entrega a Fígaro una carta para LINDORO, pero D.BARTOLO, sospechando algún tejemaneje, reprende a ROSINA. En este momento aparece el Conde disfrazado de Militar, simulando una monumental borrachera, con la pretensión de alojarse en la casa, lo que provoca una gran irritación de D.BARTOLO, y que FIGARO trata de suavizar.

 

Ante el fenomenal escándalo que se produce, acude un oficial con sus guardias y detiene al Conde, pero con gran sorpresa de todos, a la vista de un documento, se cuadra respetuosamente y le deja en libertad.

 

ACTO 2º. Cuadro 1º.

 

En el mismo salón.

 

D.BARTOLO expresa sus dudas sobre el falso militar.

 

De nuevo el Conde acude a la casa, pero en esta ocasión disfrazado de profesor de Música, en sustitución de D.Basilio, comunicando que está enfermo.

D.Bartolo desconfía, y el Conde, para ganarse su confianza, le muestra el billete de Rosina, pero fingiendo que ha sido enviado al Conde Almaviva, y le recomienda que informe a Rosina de que el aristócrata se lo había entregado a una de sus amantes para reirse de la joven.

 

Mientras el viejo dormita, los dos enamorados fingen dar la lección. Figaro llega en ese momento y se pone a afeitar a D.Bartolo. En ese menester le roba la llave del balcón de la habitación de Rosina, por donde los amantes deberían huir por la noche. Sin embargo, todo está a punto de descubrirse con la llegada de D.Basilio. Una oportuna bolsa de monedas, cierra la boca al clérigo, que entra en el juego, pero a pesar de todo D.Bartolo descubre el engaño, y todos huyen, mientras BERTA, la criada, comenta todos estos acontecimientos.

 

Cuadro 2º.

 

D.Bartolo decide resolver rápidamente la situación llamando a un notario para que oficialice su boda con Rosina, la cual, ante las informaciones del viejo, profundamente decepcionada, confiesa los planes de fuga.

 

Se desata una tormenta.

 

Fígaro y el joven enamorado entran en la casa por una ventana, y convencen a Rosina de que Lindoro y el Conde son la misma persona, y de la realidad de su amor. La escala  por donde pensaban huir ha desaparecido. Llega D.Basilio con el Notario, y Fígaro presenta a los dos jóvenes coomo a los que debía casar. La protesta de D.Basilio es nuevamente acallada con un regalo y una amenazante pistola. Cuando llega D.Bartolo, la situación ya está resuelta. Su ira y desesperación va disolviéndose al saber que és es el beneficiario de la dote de Rosina. Final feliz para todos.

Archivo multimedia

Contacto

Tweets de A. LíricaLuisMariano @LuisMarianoIrun
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Asociación Lírica Luis Mariano, 2014